Tratamiento de Ansiedad y PánicoConócenosArtículos Ansiedad y PánicoContacto
Ansiedad y Pánico Artículos

 

Tratamiento de Ansiedad: Solución efectiva para Ataques de Pánico y Ansiedad

 

 

Otros artículos:

Ataques de Pánico: Por qué se dan

Ataques de Pánico: características

Crisis de Pánico

Cómo Curar la Ansiedad y Ataques de Pánico

Remedios Contra la Ansiedad y Ataques de Pánico

Calmar la Ansiedad: Consejos Prácticos para calmar Ataques de Ansiedad

Trastornos de Ansiedad

¿Por Qué Sentimos Miedo?

La Función del Miedo

Estrés Post-Traumático

Fobias

Te Estresa Tu Manera de Pensar

Ansiedad

Qué es el Estrés

Desórdenes Alimenticios

 

 

 

 

 

 

 

 

Tratamiento de Ansiedad y Ataques de Pánico

El Estrés Que No Sentimos,
Pero Vivimos

¿Te has percatado de que al levantarte para realizar tus actividades cotidianas tu nivel de estrés aumenta aunque aún no estés enfrentando ningún reto particular del día?

Esto es un indicador de un considerable nivel de estrés en nuestra vida pero solemos no darnos cuenta del hecho y es sólo hasta que cualquier otro síntoma de ansiedad nos causa problemas que nos percatamos de que tenemos un nivel elevado de estrés.

Es un estrés que vivimos sin tener ninguna razón, se da al despertar por el puro hecho de despertar y tener que enfrentarnos a la vida, es uno de los componentes más importantes de los problemas de ansiedad y de los altos niveles de estrés. Afecta nuestra personalidad y nuestro desempeño en todos los sentidos, pero no nos percatamos de que está ahí. Sucede que al iniciar nuestras actividades del día, este estrés queda escondido por otras muchas emociones y pensamientos de la cotidianeidad.

Pero eso no quiere decir que el estrés haya desaparecido, y es por esto que de pronto reaccionamos con enojo o ansiedad ante situaciones que realmente no lo ameritan. Lo que sucede es que ya estábamos estresados sin darnos cuenta y las situaciones del día, aunque no son realmente muy estresantes, nos estresan lo suficiente como para que se sumen con el estrés que tenemos de base desde que nos levantamos, y es por eso que reaccionamos de maneras desproporcionadas.

Sea con nuestros hijos, en el trabajo, con la pareja o en cualquier ámbito, el estrés silencioso nos afecta. De hecho, nos suele provocar problemas de salud que no se nos ocurre pensar vengan de estrés, porque según nosotros no estamos estresados. La realidad es que desarmar esta parte de nuestras emociones puede aportar muchas ventajas a nuestra vida, en todo sentido.

¿Pero cómo se hace? Bueno, resulta que este tipo de estrés es consecuencia casi exclusiva de una específica actitud que hemos aprendido a tener (o mejor dicho, que no hemos aprendido a manejar).

Hoy queremos compartir contigo la fórmula para desarticular esta ansiedad. Esta fórmula es muy útil y es extraordinariamente poderosa si decides trabajar tus emociones con nuestro Programa de Manejo de Ansiedad (donde te guiamos a usarla y combinarla con las técnicas exactas, simples y comprobadas para eliminar el estrés de tu vida).

Lo que debes hacer es practicar Vivir el presente disfrutándolo sin darle fuerza a la idea de “algo malo puede pasar”. La fuente de este estrés es que nos hemos acostumbrado desde nuestra infancia a mantener una actitud mental y emocional del tipo “voy a enfrentar la vida y siempre puede salir algo mal” en lugar de una más realista y lógica. La solución central es practicar una visión frente a la vida que siga a la frase “voy a enfrentar la vida disfrutando todo lo que tenga que ofrecerme y si en un momento algo sale mal, pues lo enfrentaré y resolveré en ese momento, mientras no sea así, voy a vivir y disfrutar”.

El estrés de base viene de tener el hábito de estar preocupado por cosas que no son reales o que no son manejables para nosotros en un momento en que es inútil preocuparse. Vale más disfrutar todo lo que se pueda y cuando haya la posibilidad de actuar sobre algún problema, pues se actúa. El cambio de este hábito significa la diferencia entre vivir apesadumbrado y saber vivir.

Practica este cambio de actitud y verás.

 

Para cualquier duda sobre el manejo y protección de sus datos personales, consulte nuestro Aviso de Privacidad

© Todos los derechos reservados. Se prohibe cualquier reproducción total o parcial de los contenidos de este sitio.